Ciencia, Tecnología e Innovación para el Desarrollo Socioeconómico de Panamá

Marcha por la Ciencia 2019 – Provincias Centrales
abril 1, 2019
Reunión Abril 2019 – Ciudad del Saber Edif. 104
abril 7, 2019

Ciencia, Tecnología e Innovación para el Desarrollo Socioeconómico de Panamá

Nos encontramos al inicio de una campaña electoral de suma importancia para Panamá. Si bien el país ha mejorado sus indicadores económicos, persisten problemas de deterioro ambiental, inequidad social e ineficiencia institucional. Al propio tiempo, seguimos retrocediendo en los índices de innovación y competitividad, debido en parte a la falta de inversión y apoyo al Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI). El movimiento “Ciencia en Panamá” (CEP), integrado por más de 200 científicos y amigos de la ciencia que laboran en universidades, centros de investigación, e instituciones públicas y privadas, desea aportar una lista de prioridades que contribuyan a poner la ciencia al servicio de la solución de los principales problemas de la población panameña.

  1. Discurso basado en CTI. El próximo Presidente debe inspirar a la sociedad panameña a través de un lenguaje en su discurso diario que incluya la CTI como herramienta para construir el futuro de Panamá.
  2. Alcanzar los niveles promedios de la región en inversión en Investigación y Desarrollo (I+D). El Producto Interno Bruto (PIB) de Panamá superó los 60,000 millones de dólares en 2017, según datos del Banco Mundial. Sin embargo, la inversión en I+D llega apenas al 0.16% del PIB en 2018, como lo indica la SENACYT. Esto significa que Panamá está invirtiendo 5 veces menos que el promedio de la región de América Latina y el Caribe (0.75% en 2014), y al menos 20 veces menos que países más desarrollados como Estados Unidos (2.7% en 2015) y Singapur (2.2% en 2014).Panamá requiere invertir un mínimo de 1% ($670M) en I+D mediante aportes directos de la mayoría de las instituciones públicas al final del periodo 2019-2024, comenzando con un aumento del 50 al 100% del presupuesto de las instituciones que son parte del sistema de CTI en los primeros dos años de gestión, para impulsar el sistema de CTI, tener impacto en la sociedad y participar en el desarrollo de la economía del futuro.
  3. Invertir en infraestructura científica, fortalecimiento institucional y programas de posgrado científicos nacionales. Todo país interesado en desarrollar su sistema de CTI debe enfocarse en tres puntos: formar recursos humanos – incluyendo la creación de una oferta de posdoctorado como entrenamiento en investigación en el país, en conjunto con centros de investigación o universidades nacionales e internacionales-; invertir en infraestructura científica en todas las regiones del país, y fortalecer la capacidad de gestión de las instituciones académicas e investigación. El aumento de la inversión en I+D sugerido en el acápite anterior debe orientarsepor estas prioridades.
  4. Invertir en fortalecer la educación en el país. Desde maternal hasta los niveles de posgrado hay que crear plataformas interconectadas para desarrollar y detectar talentos nacionales que sean competitivos, creativos e innovadores a nivel nacional e internacional en las escuelas, universidades y centros de investigación. En este punto es crucial la contratación de docentes, docentes/investigadores e investigadores por mérito y su continua capacitación en las escuelas y universidades públicas.
  5. Crear oficinas de Ciencia y Tecnología en instituciones públicas.  La próxima administración gubernamental debe darle continuidad a la Estrategia Nacional de Diplomacia Científica, Tecnológica y de Innovación del Ministerio de Relaciones Exteriores y trabajar en ampliar su alcance como modelo para que otras instituciones públicas como la Presidencia, Asamblea Nacional y ministerios creen oficinas y contraten personas con título de doctorado y experiencia en investigación que vinculen a las entidades públicas con la comunidad científica para desarrollar tecnologías innovadoras que permitan responder a los problemas que debe solucionar cada institución, y generar información científica sobre la realidad del país en cada una de las áreas de acción.
  6. Promover inversión en emprendimientos científicos y tecnológicos, mediante medidas que faciliten la contratación de personal especializado extranjero; la importación de insumos científicos para investigación; la agilización de procesos de compra de equipos o insumos por plataformas electrónicas; la creación de incentivos para las empresas privadas que creen departamentos de I+D, y el impulso al desarrollo de start-ups en todas las ramas de CTI.
  7. Establecer una remuneración competitiva a nivel internacional, otorgada por mérito y que incentive la producción científica, la innovación y el impacto social tomando en cuenta la realidad del país.
  8. Consolidar el recurso humano existente y crear políticas de reinserción de los doctorados que regresan al país tanto en las universidades como en las instituciones de investigación, en las instituciones públicas que necesitan personal altamente calificado, y en las empresas públicas, semipúblicas y privadas.
  9. Garantizar el manejo apropiado de los datos públicos y su disponibilidad para investigaciones científicas. Los funcionarios públicos deben recibir entrenamiento en el uso adecuado de los datos públicos y debe ser un requisito para ejercer cargos públicos de jefatura o dirección. Este tema es crítico para que Panamá sea competitivo en investigación y responda a problemas nacionales en tiempos que cumplan las expectativas de la población.
  10. Seleccionar un Secretario Nacional de Ciencia y Tecnología idóneo. La Secretaria Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación tiene la Misión de: “Conducir, fortalecer y articular el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación para gestionar la producción de conocimiento e innovaciones y ponerlo al servicio de los objetivos de desarrollo económico y social de Panamá”. El cumplimiento de esta misión demanda unSecretario Nacional que cumpla con un perfil mínimo que incluya título de doctorado o similar, productividad equivalente a la categoría Distinguido del Sistema Nacional de Investigación, experiencia en administración de la ciencia, y visión y liderazgo científico internacional.


Comments are closed.

Marcha por la Ciencia 2020